Guardianes en Wattpad

5 feb. 2014

Vanish, de Sophie Jordan

Como suele ocurrir conmigo, no pude contenerme, y una semana después de haber concluido mi lectura de Firelight, me hice con Vanish, aunque leí más para saber cómo seguía la historia que porque el libro me enganchase en sí. De hecho, me costó un poco perderme entre sus páginas, porque, sinceramente, a veces tengo ganas de dar un puñetazo a Jacinda y no saber más de ella.

Bueno, vamos por partes...

SINOPSIS

Para salvar a Will, Jacinda hizo lo impensable: reveló su secreto a los humanos, y por eso ella, su hermana y su madre deben volver a la seguridad de la manada. Sin embargo, allí las cosas ya no son lo que eran. Mientras a Tamra se le adjudica un nuevo e importante papel, Jacinda pasa a engrosar las filas de los traidores. Pese a su soledad y tristeza, Jacinda no se arrepiente de la decisión que tomó, pues gracias a ella Will sigue vivo: sin memoria, sin recuerdos, pero vivo. Hasta que un día, contra todo pronóstico, Will da con su manada y le pide un gran sacrificio que lo cambiará todo. ¿Será capaz Jacinda de seguir los impulsos de su corazón? ¿Y Cassian, el príncipe de la tribu, y el resto de sus congéneres se lo permitirán?

OPINIÓN PERSONAL

A decir verdad, el libro ganó bastante en la segunda mitad, pues al principio me ponía un poco nerviosa el hecho de que la prota lo pasara tan mal... (sobretodo teniendo en cuenta que me gusta mucho más Cassian que Will), pero aún así, cuando acabé de leer el libro, sentí que, si alguna vez en mi vida tuviera la oportunidad de encontrar a Jacinda frente a mí, le diría un par de cosas bien dichas.
Mientras leemos, nos vamos haciendo una idea sobre ella (tal vez influenciada por otras protagonistas de otros libros) de que es valiente y decidida. En su mente lo tiene todo muy claro, pero depende del momento. A veces tiene muy claro que tiene que estar con la manada y luego tiene clarísimo que tiene que estar con Will, mientras que unas páginas más adelante cree que estar con la manada será lo mejor... por no hablar de que a la hora de la verdad es una cobarde. Esperaba mucho más de ella, sobretodo por lo que es capaz de hacer, y por lo que es, pero se deja acobardar y vive en el miedo... No digo que yo en su situación sería mejor que ella, pero no es el tipo de protagonista sobre la que me gusta leer. De hecho, creo recordar que la definí como: "una adolescente caprichosa que no sabe lo que quiere en la vida y que sólo quiere lo que no puede tener".

Will, en este libro, para mi gusto, pierde todo el encanto. Se convierte en un noviete celoso que no puede vivir sin su amor, lo cual resultaría encantador, de no ser porque llega a ser cansino. Si bien es cierto que es un chico valiente y guapo, a mí me rompió el corazón que Jacinda lo prefiriese antes que a Cassian, el cual dio la cara en esta segunda entrega... una cara bastante interesante.

Cassian, mientras en el primer libro es un "enemigo" a ser evitado, en el segundo se convierte en un aliado bastante atractivo, misterioso, valiente, abnegado, decidido y tierno... bastante más tierno de lo que hubiera imaginado. Sin dudarlo, lo hubiera preferido antes que a Will, pero como no soy Jacinda, sólo podía leer y leer sobre cosas que yo no haría y elecciones que yo no tomaría...

Tamra me resulta algo pedante en este segundo libro. Y no porque ahora juegue un papel importante en la manada, sino porque me parece algo rencorosa y superficial. Hasta que llega un momento, llegando al último tercio del libro, en que me demuestra que no es nada de eso. Aunque llegué a sospechar de ella, creí que nos mostraría una cara más oscura, pero no fue así. Ni siquiera se le subió a la cabeza haberse convertido en un personaje tan importante para su manada. Por este motivo me gustó, y me habría encantado que se hubiera quedado con Cassian, ya que él se merece algo mucho mejor que la inmadura Jacinda, pero la autora tenía otros planes para ella.

Con la intensidad de la última parte del libro, me quedé encantada. Ese fue el momento en que realmente no podía parar de leer (y no precisamente por la historia de amor, que es lo que me suele enganchar). Finalmente, la autora decide dar un poco de marcha a la lectura y avanzar a un ritmo más interesante. En Firelight, sentí que pasaban muchas páginas y no ocurría nada, pues la autora se deleita demasiado en los pensamientos y muy poco en los diálogos, pero después de la mitad del segundo libro, llega la acción a las páginas y te lleva de un lado para otro, haciéndote sentir casi tan agotado como a sus protagonistas. (Bravo por eso, Sophie)

Y su final... bueno, cuando acabé de leer, tenía el tercer libro esperándome, así que no sentí la angustia de la intriga que siente mucha gente cuando acaba, pues es realmente como si hubiera acabado un capítulo más, sin ningún tipo de conclusión. Es como dejar el libro a medias en un momento demasiado intenso (lo siento por las que tuvieron que esperar a que saliera el tercer libro)

En definitiva, recomiendo el libro. Es entretenido y me gustó bastante la segunda mitad. Algo más que la primera, jeje...

Puntuación: 8/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario